top of page

El arquetipo de la Emperatriz: la llave para salir de una situación y atraer mejor.


La Emperatriz es un arquetipo de la energía femenina. Todas nosotras tenemos acceso a las diversas manifestaciones de la energía femenina, y en ciertos tiempos, una nos llamará más la atención que otras, porque es justo la que necesitamos en ese momento. Hay muchos arquetipos de la energía femenina, o del aspecto femenino de la divinidad. Han sido personificados y nombrados por las diversas culturas por milenios, pero son eso, energía y aspectos de los cuales podemos hacer uso en determinado momento de acuerdo a lo que más necesitemos. Mi encuentro con la Emperatriz

Hace unos pocos años atrás tuve que hacer uso de esta fuerza de la Emperatriz, como medio para empoderarme en una situación y poder salir de un lugar en el cual no podía prosperar y estaba drenando mi energía. Estaba anclada allí, y por mucho que trataba no lograba liberarme. Yo no entendía por qué el Espíritu utilizaba este concepto de la Emperatriz para ayudarme a salir de ahí, pero ya no cuestiono. Cuando el Espíritu guía mi corazón, solo sigo las instrucciones y fluyo. La imagen de la Emperatriz me salía por todas partes, en las redes, en conversaciones, en sueños… Al inicio no entendía, pero “ella” trataba de enseñarme el camino. Al fin lo entendí, hice uso de esta información y en poco tiempo pude salir de la situación. ¡El aprendizaje en todo esto fue espectacular! Tenía el “potencial” de la Emperatriz pero no estaba viviendo desde ahí

Lo que me mostró el Espíritu es que yo tenía el “potencial” de la Emperatriz, siempre lo he tenido, pero no estaba viviendo “desde ahí”, al menos no en ese tiempo. Me reveló que había olvidado quién era, y en lugar de “permanecer en mi trono” me había bajado de él para servir y acomodarme a la situación que se presentaba, cediendo así mi poder y mi lugar. Me reveló además que, había atraído a esta persona precisamente porque en lugar de estar vibrando en la energía de la Emperatriz, había estado vibrando más bajo, y ese no es mi lugar. Me ayudaron a comprender también que bajé mi vibración en el momento en que pasaron unas cosas fuertes en mi vida personal que me habían afectado mucho, y no me había levantado del todo aun cuando conocí a esta persona nueva y entré en esta situación. La persona y la situación son “maestros” para que regreses a ti

Tanto la persona como la situación se presentaban como “un maestro” para que yo me diera cuenta, y retomara mi poder y mi lugar. La persona no necesita ser consciente de esto, sirve como canal para que el Espíritu te muestre y puedas crecer. La Emperatriz sabe que todo viene a ella, y no se baja de su trono

La Emperatriz, según aprendí, está por encima de las reinas. Es una mujer (mejor dicho, es una energía femenina, no tiene que ver con género) próspera, abundante, sabia, que ha madurado ya en todos los aspectos: mentalmente, emocionalmente, su destreza en sus proyectos y finanzas y su pasión por la vida y la estabilidad. Ella es cuatro reinas en una, y está sentada en su trono habiendo alcanzado ya esta posición. Ella es fértil, está en paz, segura, confiada, vibrante, llena de vida. La Emperatriz sabe que todo viene a ella, y no se baja de su trono para conseguir lo que quiere, sino que, con su estado elevado de vibración, atrae hacia ella lo que le corresponde. Fui aprendiendo más sobre este aspecto de la energía femenina y su fuerza. Y manteniendo esa imagen en mi mente de la Emperatriz en su trono, diciéndome a mí misma ‘soy una emperatriz’, comportándome como ella, me fui empoderando al punto de que pude salir de la situación sin otra cosa que amor en mi corazón, y alejarme sin sufrimiento. Pues mi concepto de mí se había elevado tanto, me sentía tan segura y tan completa, que ya nada podía ejercer poder sobre mí. ¡No había manera, todo mi poder había regresado!

Aprendí 3 verdades súper poderosas en esto: 1. Atraje esa situación porque mi energía había descendido de nivel. 2. Había estado en “victim mode” y atraje a alguien que vive en ese estado siempre. 3. La forma de salir es volviendo a elevar tu energía y entrar en otra frecuencia. Esto es demasiado importante porque a veces queremos que la situación cambie y tratamos de cambiar al otro o mejorar las cosas externamente, pero no es ahí donde se trabaja la “realidad”. ¡La realidad siempre se cambia “adentro” de ti primero, siempre! Tu cambias y la situación cambia o te liberas de ella, así de simple. Siéntate en tu trono

Mira a tu alrededor, presta atención, porque a ti también te guían. Nunca estás sola en este caminar y tienes mucho que aprender. Quizás como me pasó a mí, te toca hacer tuya esta energía de la Emperatriz, sentarte en tu trono con toda la historia que has vivido, sintiéndote realizada y empoderada desde adentro, para que nada ni nadie te mueva de tu centro. No sé de qué manera te habla el Espíritu a ti, quienes son tus guías y cómo te enseñan. Pero siempre lo hacen y espero prestes atención. Todas las respuestas están disponibles para ti cuando las necesites.


Con amor,


Idáliz




>>> Conocerás más sobre este y otros arquetipos de la energía femenina en mi Goddess Mastermind. Ya el de septiembre se está llenando, pero puedes reservar y ser una de las 13 diosas en el Mastermind de noviembre 2023.

Mientras tanto, hazte miembro de la tribu en idalizescalante.com para seguir recibiendo mis correos con información valiosa para despertar a la diosa en ti.



52 visualizaciones0 comentarios

Comentarios

Obtuvo 0 de 5 estrellas.
Aún no hay calificaciones

Agrega una calificación
bottom of page