top of page

¿Cómo mantener el enfoque en tu norte?

Actualizado: 21 ago 2023


¿Cuál es tu norte?

Hay cosas en tu vida que no son negociables. Si tienes metas y sabes por qué las quieres, entonces ese debe ser tu norte. A mí me mueve saber todo lo que puedo crear, pero también me mueve saber que no quiero estar donde estaba ni en las mismas circunstancias de donde salí. ¿Qué te mueve a ti? ¿Hacia dónde vas?


1. Siente tu norte

¿Por qué te digo “siente” y no “piensa” tu norte? Porque nuestra mente está llena de limitaciones y programaciones negativas. Mientras que el espíritu ya sabe a dónde va. Aquí no es cuestión de crear algo nuevo, sino de dirigirte por el mejor camino hacia algo que ya es una realidad en el mundo cuántico o espiritual.


Cuando te digo que “sientas” no hablo de sentir emocionalmente, sino espiritualmente. Siente, detecta, recibe a través de tu espíritu o Yo Superior, la revelación de lo que está disponible para ti en el mundo espiritual o cuántico. Ya de ahí, lo que necesitas es poner la intención, todo lo demás te será facilitado en su momento para que tomes acción.


Para identificar o sentir tu norte, medita, ora, haz silencio, observa, presta atención a las señales y sincronizaciones. Hay un orden para las cosas, y a veces las cosas que deseamos no se dan porque estamos interrumpiendo el orden en lugar de fluir con él.


2. Mantén el enfoque

Tener un norte te ayuda a mantener el enfoque y poner como prioridad esa meta, a no distraerte con ideas y propuestas de otros que no aportan a tu camino, y a seleccionar mejor tus alianzas, tu círculo de personas y actividades en las que inviertes tu tiempo.


Pero hace más que eso. Energéticamente, aquello en lo que te enfocas se expande. Eso significa que crece, y se convierte en un eje de “atracción”. Cuando estás enfocada en algo, te llegan recursos, personas, experiencias, sucesos que aportan a eso, en energía similar, porque tu mente y corazón están alineados en una misma intención y dirección; enviando una señal clara al universo de los recursos que necesitas. Por tanto, cuida tu enfoque. Si te enfocas en lo que quieres atraes lo que necesitas, si te enfocas en lo que no quieres, te desvías.


Todos nos desenfocamos en ocasiones. Si tienes claro tu norte, tu pasión te guiará de nuevo por ese rumbo. Pase lo que pase No negocies lo que es primordial para ti. Deja de ceder tu lugar y tu poder. Reclama tu espacio y sigue enfocada. -


Idáliz



 






0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page