top of page

Cómo cancelar maldiciones generacionales y lazos energéticos



Revisa tus "acuerdos" hechos con el universo y crea un "Un Nuevo Pacto" Cuando aceptamos una creencia como nuestra verdad o cuando lanzamos palabras sobre nosotros mismos u otras personas, estamos creando y firmando acuerdos con el universo. También hemos vivido sin saberlo quizás, bajo acuerdos hechos por nuestros ancestros que nos afectan a nosotros. Para comprender el impacto de esto, debemos entender que las palabras dan forma a nuestra realidad. Por eso “declaramos” y aceptamos pactos en voz alta. Las palabras tienen intención, son energía, vibran en una frecuencia según la intención y la emoción (fuerza energética) que cargan. [“En el principio era el verbo”, “speak into existence”]. El pensamiento también es energía, nos afecta aunque no salga de nosotros en forma hablada. Hacemos acuerdos y pactos de forma consciente o inconsciente, con nuestras palabras o con el pensamiento. A veces bajo coraje y resentimiento lanzamos maldiciones que se convierten en pactos, o bajo el hechizo del amor decimos cosas que nos atan a otros, como "jamás seré feliz si no es contigo", "estaremos juntos para siempre" creando lazos energéticos con personas que quizás ya no están en nuestras vidas físicamente, pero ese acuerdo que lanzamos con la boca nos mantiene atados energéticamente y nos deja avanzar y ser felices. Esta puede ser la razón por la que saliste de una relación, pero sigues enlazada a la persona de alguna manera no saludable. Para comprender aún más por qué es importante que reflexionemos sobre los acuerdos que hemos hecho, piensa el efecto que pueden tener en tu vida con los siguientes ejemplos: Acuerdos sobre el dinero. Como en casa el dinero siempre causaba problemas, he hecho un acuerdo conmigo de nunca perseguir el dinero y quedarme en la pobreza para evitar tales problemas. Como en casa aprendí que los ricos son malos, y los pobres son los buenos, Mi acuerdo es que debo elegir un “lado” y quiero ser de los buenos, así que realizo ese pacto de permanecer pobre, pues la característica que me mantiene unida a ese clan es “la pobreza”. En mi familia y allegados veo muchos divorcios. Todos se separan. Por ende, hago un acuerdo conmigo (de forma consciente o inconsciente) de no casarme porque de todos modos "los matrimonios no duran y el amor no es real". Y si me caso, de alguna forma saboteo el matrimonio para quedar sola porque ese fue el acuerdo que hice y debo cumplir o ser leal al clan según el acuerdo establecido . Este acuerdo no solo me afecta a mí, también a mi descendencia. Mi hija o hijo por el vínculo conmigo, puede heredar en su memoria celular el mismo acuerdo, aun sin saberlo. Así se repiten ciclos e historias parecidas en las familias.

En mi familia las mujeres una vez que se casan pierden su autonomía y deben dejar a un lado sus sueños. O sigo ese patrón, o por el contrario pienso que para seguir mis sueños no debo casarme, o que no puedo tener el amor y mis sueños al mismo tiempo. Así que hago un acuerdo y pacto conmigo según lo que sea mi prioridad. Cuando lo real es que, sí puedo tener ambas cosas, un esposo no necesariamente viene a limitarme y puede volar conmigo. Pero si no reconozco el “acuerdo” hecho previamente, puedo estar fracasando una y otra vez en cada intento ya sea de casarme o de seguir mis sueños si ya estoy en pareja. ¿Cómo cancelar acuerdos? La buena noticia es que los acuerdos son revocables. Puedes cancelar un acuerdo, revocar una palabra lanzada, liberar y sanar al clan familiar de maldiciones generacionales. Y todo comienza por hacerte consciente/despertar a este conocimiento y segundo, tomar la decisión de hacerlo. Yo lo he hecho y el resultado ha sido increíble.

Maneras que recomiendo: Hay muchas formas recomendadas para hacer esto, pero si me conoces sabes que me gustan las cosas sencillas y directas al grano. Así que te doy lo que utilizo yo: 1. En oración, meditación o visualización – Esto puede ser sencillo y en pocos minutos o puedes estar el tiempo que quieras. Lo importante es que pongas tu intención en ese acuerdo que quieres revocar. Saca un ratito para observar en tu mente el escenario, cómo se formó este acuerdo, en que tiempo, de que manera te ha afectado a ti o a tu familia. Perdona y libera a otros de este acuerdo de ser necesario, o perdónate a ti si comenzó contigo, y agradece la oportunidad que tienes de transformarlo. Utiliza tu imaginación si deseas, imaginando quizás como rompes un papel firmado, o como se levanta una gran nube que había sobre tu familia. Imagina a todos libres, antepasados, así como presentes y futuras generaciones. Puedes pedir a la divinidad, tus guías o ángeles, según creas, que intervengan y te ayuden a liberarte de este acuerdo.

2. Con la palabra hablada – Finaliza la visualización declarando que cancelas el acuerdo, que estableces un nuevo acuerdo (de prosperidad, fertilidad, progreso, relaciones felices y duraderas, o lo que sea el caso)

3. Escribiendo – Puedes hacer el mismo proceso escrito. Haz una carta donde escribes lo que estás cancelando y por qué, y cuál es el nuevo acuerdo.

4. Quemando el acuerdo – Opcional, puedes escribir el acuerdo que estás cancelando en un papel y quemarlo. Con esto estás lanzando una nueva intención, pero, sobre todo, le indicas a tu mente que ya ese acuerdo no existe. Es muy poderoso. Importante, la revocación del acuerdo requiere acción de tu parte. Cada acuerdo nos lleva a generar ciertas conductas y patrones de comportamiento para “cumplir” con ese acuerdo. Si ya cancelaste y creaste un nuevo acuerdo, no sigas haciendo las cosas de la misma manera. Observa tus decisiones, reacciones, y creencias que surgen y pregúntate, ¿esto va alineado con mi nuevo acuerdo establecido o con el viejo acuerdo? Y haz los ajustes necesarios. ¿Te ha ayudado esta información? Coméntame abajo.



Si necesitas ayuda, te puedo recomendar una sesión de coaching o mentoría. Solicita una consulta gratis para saber que es mejor para ti. 

20 visualizaciones0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page